lunes, 23 de abril de 2018

Jesús es la puerta del amor que no desilusiona jamás

Nuestra misión es llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia. Te pedimos que ores por nosotros.
Versión para móvilesClic aquí
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Diálogo con Jesús
Amado Padre, quiero pedirte hoy que me cubras con tu amor, me bendigas y me ayudes en mi camino hacia la felicidad verdadera. Ilumíname para saber actuar y tomar decisiones de acuerdo a la esperanza que has guardado en mi corazón. Gracias por las personas que has puesto en mi camino y que con su amor me ayudan a sentirme más alegre para saber comportarme en mi día a día. Quiero construir mi proyecto de vida a tu lado y de la mejor manera, por eso, necesito que me des seguridad para dar lo mejor de mí y negarme a mis malas emociones que a veces tienden a querer gobernar mis situaciones. Te amo y te confío mi vida toda. Te abro mi corazón para que la fuerza de tu Espíritu lo arrope y lo hagas sentirse amado en todas las dimensiones de mi vida. Gracias Señor, soy tuyo. Confío en tu presencia protectora.
Evangelio del día: Jesús es la puerta del amor que no desilusiona jamás
Juan 10,1-10 - IV lunes de Pascua: Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará podrá entrar y salir, y encontrará su alimento

Evangelio según San Juan 10,1-10

Jesús es el buen pastor: "En aquel tiempo, dijo Jesús: Les aseguro que el que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, sino que salta por otro lado, es un ladrón y un asaltante. El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. El guardián le abre y las ovejas escuchan su voz. Él llama a las suyas por su nombre y las hace salir. Cuando las ha sacado a todas, va delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. Nunca seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen su voz". Jesús les hizo esta comparación, pero ellos no comprendieron lo que les quería decir. Entonces Jesús prosiguió: "Les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos aquellos que han venido antes de mí son ladrones y asaltantes, pero las ovejas no los han escuchado. Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento. El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Pero yo he venido para que las ovejas tengan Vida, y la tengan en abundancia" Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Jesús dice que quien no entra en el corral de las ovejas por la puerta, no es el pastor. La única puerta para entrar en el Reino de Dios, para entrar en la Iglesia es Jesús mismo.
Quien no entra en el corral de las ovejas por la puerta, sino por otra parte, es un ladrón o un asaltante. Es uno que quiere aprovecharse es uno que quiere treparse.
También en las comunidades cristianas existen estos trepadores, ¿no?, que buscan lo suyo… y consciente o inconscientemente aparentan entrar pero son ladrones y asaltantes. ¿Por qué? Porque roban la gloria a Jesús, quieren la propia gloria y esto es lo que decía a los fariseos: "Ustedes se glorifican unos a otros..."
Una religión un poco como negocio, ¿no? Yo te glorifico y tú me glorificas. Pero estos no han entrado por la puerta verdadera. La puerta es Jesús y quien no entra por esta puerta se equivoca. Y ¿cómo sé que la puerta verdadera es Jesús? ¿Cómo sé que esa puerta es aquella de Jesús?
Pero, toma las Bienaventuranzas y haz aquello que dicen. Sé humilde, sé pobre, sé manso, sé justo..."
Jesús no solo es la puerta: es el camino, es la vía. Existen tantos senderos, quizás más convenientes para llegar, pero son engañosos, no son verdaderos: son falsos. El camino es solo Jesús.
Pero alguno de ustedes dirá: «Padre, ¡usted es un fundamentalista!». No, simplemente Jesús ha dicho esto: "Yo soy la puerta, Yo soy el camino" para darnos la vida.
Simplemente. Es una puerta bella, una puerta de amor, es una puerta que no nos engaña, no es falsa. Siempre dice la verdad. Pero con ternura, con amor.
Pero nosotros siempre hemos hecho aquello que ha sido el origen del pecado original, ¿no? Tenemos ganas de tener la llave de interpretación de todo, la llave y el poder de tomar nuestro rumbo, cualquiera que sea, de encontrar nuestra puerta, cualquiera esa sea.
Esta es la tentación de buscar otras puertas u otras ventanas para entrar en el Reino de Dios. Solo se entra a través de aquella puerta que se llama Jesús.
Solo se entra a través de aquella puerta que nos conduce por un camino que es un camino que se llama Jesús y nos conduce a la vida que se llama Jesús.
Pidamos la gracia de tocar siempre aquella puerta. A veces está cerrada: estamos tristes, estamos desconsolados, tenemos problemas en tocar, tocar aquella puerta.
No vayan a buscar otras puertas que parecen más fáciles, más cómodas, más accesibles. Jesús no desilusiona jamás, Jesús no engaña, Jesús no es un ladrón, no es un asaltante. (Homilía enSanta Marta, 22 de abril de 2013)

Oración de Sanación

Señor, quiero encontrarme Contigo cada día, enamorarme más de Ti, que mi relación contigo sea más intensa y pueda vivirte y sentirte en la oración.
Sé que Tú me orientas con tus inspiraciones y pastoreas mi vida. Ayúdame a sentir que soy una persona valiosa a quien proteges con todo tu amor.
Líbrame de los falsos pastores que sólo quieren apartarme de Ti. Tú eres el único Pastor, el que ha entregado su vida por mí para darme paz y salvación.
Cuando escucho tu voz, mi alma se derrite de gozo y reconozco tu presencia experimentando tu ternura y tu santo poder que envuelve todo mi ser.
Quiero identificarte siempre en el grito silencioso de los necesitados, en los deseos frustrados de aquellos que se sienten agobiados y desesperanzados.
Te pido que llenes con tu amor a aquellos que aún no han entrado a tu rebaño ya que, en sus innumerables pruebas de la vida, no te han sabido encontrar.
A lo largo de toda mi historia, Tú amor se ha manifestado y me ha ayudado a alcanzar mis sueños y por eso sé que nunca te irás ni me darás la espalda.
Creo en el poder de tu amor, en que me das vida en abundancia y en que nunca perderé el camino si escucho tu voz y la sigo con confianza. Amén

Propósito para hoy

Pensar un momento en cuáles son los talentos que tengo para agradecérselos a Dios, y asegurarme luego que los esté usando para el bien de los míos y de los necesitados

Frase de reflexión

"Es fácil recurrir a Dios para pedirle, todos lo hacemos. ¿Cuándo aprenderemos también a darle gracias y adorarle?". Papa Francisco
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Artículos de interés
san jorge soldado martir patrono de inglaterra
Píldoras de Fe es un Portal Católico de noticias y reflexiones. Súmate a nuestros esfuerzos. Si está en tus posibilidades realiza un donativo y ayúdano a seguir construyendo el Reino de Dios. Danos una mano amiga. Dios te recompensará a ti y a los tuyos.

domingo, 22 de abril de 2018

Que la voz del Buen Pastor ponga a arder tu corazón

Nuestra misión es llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia. Te pedimos que ores por nosotros.
Versión para móvilesClic aquí
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Diálogo con Jesús
Señor mío, solo en tus manos me siento realizado. Solo en tus manos puedo ver derrotados todos esos sentimientos negativos que me embargan y me roban la paz. Solo en tus manos puedo sentir las fuerzas venir sobre mi corazón para luchar contra todo aquello que quiere quitarme la alegría que he encontrado en Ti. Tu amor no abandona, tu amor no falla, tu amor envuelve y tu amor impulsa. Quiero seguir remando fuerte hacia las fuentes de tus divinas gracias confiando en que, a tu lado, mantengo la esperanza de poder superar todo obstáculo. Mi Rey, te entrego mi corazón turbado para que lo amanses con tu dulzura y le brindes todo lo que necesite para mi felicidad. Amén
Evangelio del día: Que la voz del Buen Pastor ponga a arder tu corazón
Juan 10,11-18 - IV Domingo de Pascua: Yo soy el buen Pastor, conozco a mis ovejas y mis ovejas me conocen a mí. Doy mi vida por mis ovejas.

Evangelio según San Juan 10,11-18

El buen Pastor: "Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas. El asalariado, en cambio, que no es el pastor y al que no pertenecen las ovejas, cuando ve venir al lobo las abandona y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa. Como es asalariado, no se preocupa por las ovejas. Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí -como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre- y doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este corral y a las que debo también conducir: ellas oirán mi voz, y así habrá un solo Rebaño y un solo Pastor. El Padre me ama porque yo doy mi vida para recobrarla. Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y de recobrarla: este es el mandato que recibí de mi Padre" Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Jesús quiere establecer con sus amigos una relación que sea el reflejo de aquella que Él mismo tiene con el Padre: una relación de pertenencia recíproca en la confianza plena, en la íntima comunión.
Para expresar este entendimiento profundo, esta relación de amistad, Jesús utiliza la imagen del pastor con sus ovejas: él las llama y ellas reconocen su voz, responden a su llamado y lo siguen. Esta parábola es hermosísima.
El misterio de la voz es sugestivo: desde el vientre de nuestra madre aprendemos a reconocer su voz y aquella del papá; por el tono de una voz percibimos el amor o el desprecio, el afecto o la frialdad.
La voz de Jesús es única. Si aprendemos a distinguirla, Él nos guía por el camino de la vida, un camino que supera también el abismo de la muerte.
Pero a un cierto punto Jesús dice, refiriéndose a sus ovejas:
"Mi Padre, que me las ha dado..." (Jn 10,29).
Esto es muy importante, es un misterio profundo, no fácil de comprender: si me siento atraído por Jesús, si su voz calienta mi corazón, es gracias a Dios Padre, que ha puesto dentro de mí el deseo del amor, de la verdad, de la vida, de la belleza…
[...] A veces Jesús nos llama, nos invita a seguirlo, pero quizás sucede que no nos damos cuenta que es Él, justo como le pasó al joven Samuel.
¿Han escuchado a veces la voz del Señor que a través de un deseo, una inquietud, les invitaba a seguirlo más de cerca? ¿Han tenido ganas de ser apóstoles de Jesús? Pregunta a Jesús qué cosa quiere de ti y sé valiente.
Detrás y antes de cada vocación al sacerdocio o a la vida consagrada, está siempre la oración fuerte e intensa de alguien: de una abuela, de un abuelo, de una madre, de un padre, de una comunidad...
Es por esto que Jesús ha dicho:
"Rueguen al dueño de los sembrados, o sea a Dios Padre, que envíe trabajadores para la cosecha". (Mt 9,38).
Las vocaciones nacen en la oración y de la oración; y sólo en la oración pueden perseverar y fructificar. Me gusta subrayarlo hoy, que es la Jornada mundial de oración por las vocaciones.
Invoquemos la intercesión de María, que es la Mujer del SÍ. Ella ha aprendido a reconocer la voz de Jesús desde cuando lo llevaba en el vientre.
Que María nos ayude a conocer cada vez mejor la voz de Jesús y a seguirla, para caminar en el camino de la vida. (Reflexión antes del rezo del Regina Coeli. Plaza de San Pedro, 21 de abril de 2013)

Oración de sanación

Señor, al recordar el amor que sientes por mí, solo cierro mis ojos para alabarte y darte gracias. Gracias por ayudarme en medio de mis dificultades.
Tú me has dado vida nueva y has hecho renacer en mí la esperanza. Tu cálida voz me guía por buenos senderos, pues Tú eres el Buen Pastor.
Tú me conoces Señor, conoces mi nombre y estás dispuesto a dejarlo todo por rescatarme cuando me veo descarrilado. Nunca me sueltes de tu mano.
Eres la puerta del amor, la que debo atravesar con la bandera de la bondad. Ven y calma la sed de mi corazón de tenerte y lléname de tu compasión.
No quiero tener miedo de abrirte las puertas de mi corazón. Confío en tu protección que me aleja de los peligros y angustias que acechan al alma.
Mi Dios, sé mi sostén. Aunque a veces sienta el frío de la soledad y no llegue a experimentar la dulzura de tu voz, sé que sigues obrando en mi corazón.
Te entrego mi vida, mis acciones y todos mis pensamientos. Sé que permaneces a mi lado y me provees de todo lo que necesito para ser feliz.
Que mi vida siempre esté dirigida a esa puerta que me da la vida en abundancia, esa Puerta de amor que es tu Sagrado Corazón. Amén.

Propósito para hoy:

Ser especialmente generoso hoy en la colaboración de las ofrendas de la Santa Misa, al momento que realizas una pequeña oración pidiendo por todos los misioneros de la Iglesia que arriesgan sus vidas por ayudar al prójimo.

Reflexionemos juntos esta frase:

"Queridos jóvenes, la Iglesia espera mucho de ustedes y espera que sean generosos. Tengan la valentía de superarse". Papa Francisco
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Artículos de interés
san teodoro de anastasiopolis obispo abad con el don de sanacion y liberacion
Píldoras de Fe es un Portal Católico de noticias y reflexiones. Súmate a nuestros esfuerzos. Si está en tus posibilidades realiza un donativo y ayúdano a seguir construyendo el Reino de Dios. Danos una mano amiga. Dios te recompensará a ti y a los tuyos.

sábado, 21 de abril de 2018

No caer en la tentación del chisme y la murmuración

Nuestra misión es llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia. Te pedimos que ores por nosotros.
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Diálogo con Jesús
Mi Dios, gracias por tus obras de amor. Gracias porque cada una de ellas es perfecta y me hace ver las maravillas que me aguardan en la Patria celestial. Necesito que hoy ilumines todos mis senderos. Tú eres mi Guardián que no descansa, en quién reposan mis fuerzas agotadas esperando restauración. Ayúdame a continuar en presencia de la adversidad y cuando el camino se me achica. Oh mi Dios, sé que tu intención nunca ha sido que yo atraviese solo las dificultades de la vida, solo con mi limitado entendimiento. Sé que haces surgir un tremendo poder en medio de la paciencia y solo quieres que yo la cultive para que mi amor se vea acrecentado más hacia Ti. Tu Palabra me enseña que "la fe genuina es más preciosa que el oro" (1 Pedro 1,7), es por ello que deseo que aumentes mi fe y hagas brillar a mi corazón más que a las estrellas del Cielo para así adorarte y amarte para siempre. Amén
Evangelio del día: No caer en la tentación del chisme y la murmuración
Juan 6,60-69 - III sábado de pascua: Sabiendo Jesús que algunos de sus discípulos murmuraban, les dijo: ¿Esto los escandaliza?

Evangelio según San Juan 6,60-69

La profesión de fe de Pedro: "En aquel tiempo, después de oír a Jesús, muchos de sus discípulos decían: "¡Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?" Sabiendo Jesús que sus discípulos murmuraban, les dijo: "¿Esto los escandaliza? ¿Qué pasará, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir donde estaba antes? El Espíritu es el que da Vida, la carne de nada sirve. Las palabras que les dije son Espíritu y Vida. Pero hay entre ustedes algunos que no creen". En efecto, Jesús sabía desde el primer momento quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar. Y agregó: "Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede". Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo. Jesús preguntó entonces a los Doce: "¿También ustedes quieren irse?" Simón Pedro le respondió: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna. Nosotros hemos creído y sabemos que eres el Santo de Dios". Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Muchos de los discípulos de Jesús comenzaron a murmurar y a escandalizarse. Murmurar y escandalizar. Algunos se alejaron diciendo:
"Este hombre es un poco especial; dice cosas que son duras y nosotros no podemos… es un riesgo demasiado grande seguir por este camino. Tenemos buen sentido, ¿eh? Vamos un poco detrás y no tan cerca de Él".
Éstos, tal vez, tenían una cierta admiración por Jesús, pero un poco a distancia: no entrometerse demasiado con este hombre, porque dice cosas un poco extrañas.
Éstos no se consolidan en la Iglesia, no caminan en la presencia de Dios, no tienen el consuelo del Espíritu Santo, no hacen crecer a la Iglesia.
Son cristianos sólo con buen sentido: toman sus distancias. Cristianos satélites, por así decirlo, que tienen una pequeña Iglesia, a la propia medida. Para decirlo con las palabras de Jesús en el Apocalipsis, son cristianos tibios.
La tibieza que se da en la Iglesia es aquella de quien camina sólo siguiendo el propio buen sentido, que frecuentemente coincide con el sentido común. Son aquellos que caminan con una prudencia mundana, una tentación para muchos.
Pienso en muchos de nuestros hermanos y hermanas que en este momento, justo en este momento, dan testimonio del nombre de Jesús, incluso hasta el martirio. Éstos no son cristianos satélites: éstos van con Jesús, por el camino de Jesús.
Éstos saben perfectamente lo que Pedro dice al Señor, cuando el Señor le pregunta: "¿también ustedes quieren marcharse, ser cristianos satélites?". Le responde Simón Pedro: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna".
Así, de un grupo grande, se convierte en un grupo un poco más pequeño, pero de aquellos que saben perfectamente que no pueden ir a otra parte, porque solamente Él, el Señor, tiene palabras de vida eterna.
Ir con Jesús, por lo tanto, sin temor, por el camino que Él indica. Recemos por la Iglesia, para que siga creciendo, consolidándose y caminando en el temor de Dios y con el consuelo del Espíritu Santo.
Que el Señor nos libre de la tentación de aquel "buen sentido"; de la tentación de murmurar contra Jesús, porque es demasiado exigente; y de la tentación del escándalo. (Homilía en Santa Marta, 20 de abril de 2013)

Oración de sanación

Señor, gracias por el regalo de la vida y por cuidar de mí haciéndome sentir valioso para Ti. Quiero darte todo mi ser y entregarme de lleno en tus manos.
Quiero escuchar tu voz, sentirla y vivirla porque sólo Tú tienes Palabras de Vida Eterna, Palabras que sanan y aumentan mis fuerzas en mis quiebres.
Dame la gracia de permanecer siempre fiel y no seguir otros falsos pastores que me encaminan por el odio y la mentira. Amarte y adorarte sólo a Ti.
Quiero acercarme a Ti con un corazón sencillo como lo hace una oveja con su pastor. Eres el Dios vivo, quien ha estado unido al Padre desde el principio.
Tú eres el Dios que nunca falla, el que ha venido a manifestar la compasión del Padre y a enseñarnos el verdadero amor transformándonos el corazón.
Levanto mis ojos al Cielo y en oración te doy gracias por el sacrificio de tu amor, pues con tu muerte me diste vida alentándome a vencer mis miedos.
¿A quién podré acudir en momentos de necesidad? ¿A quién iré? Solo tu Palabra consuela y me ayuda a salir victorioso en todas mis batallas.
Cuéntame ya entre los tuyos, que siempre pueda seguirte aún en medio de las dificultades del mundo. Confío en tu protección y en tu amor. Amén

Propósito para hoy

Escribiré un mensaje lleno de caridad a esa persona que se ha alejado de la Iglesia, con la esperanza de que, en nombre de Jesús, pueda convertirse en una semilla de fe en su vida

Frase de reflexión

"Estamos llamados a vivir cada día nuestro Bautismo, como nuevas criaturas, revestidos de Cristo". Papa Francisco
Comparte el Evangelio en las redes sociales
Artículos de interés
san anselmo de canterbury monje obispo filosofo teologo doctor de la iglesia
Píldoras de Fe es un Portal Católico de noticias y reflexiones. Súmate a nuestros esfuerzos. Si está en tus posibilidades realiza un donativo y ayúdano a seguir construyendo el Reino de Dios. Danos una mano amiga. Dios te recompensará a ti y a los tuyos.