lunes, 9 de enero de 2017

Dios nos prepara para algo grande

Nuestra misión es evangelizar y llevar la palabra de Dios a todos los rincones del planeta y por sobre todo predicar las enseñanzas de Jesús, doctrina de la Iglesia... ¡Ora por nosotros!
 
    
 
 Dona aquí 

Si nos lees desde un teléfono celular, entonces prueba nuestra versión para dispositivos móviles -» Clic aquí

Comparte el Evangelio en las redes sociales

  Facebook         Twitter         Whatsapp         Google    


Diálogo introductorio con Jesús
Mi Dios, mi Padre amado, ayúdame en este día a tener presente que mi única salvación es seguirte con mi mente y corazón. Quiero que mi vida esté orientada a Ti, escuchar tu voz en mi corazón y comprender qué es lo que quieres para mí. Dame la posibilidad de ser agradecido siempre, que no olvide fácilmente todas las bendiciones que me has dado. Gracias por la bendición de tener una familia en la que Tú me manifiestas que me amas. Gracias por cada uno de sus miembros y todo lo que me hacen sentir. Te suplico que en este momento la bendigas y le hagas sentir tu presencia maravillosa. Amén
Evangelio del día: Dios nos prepara para algo grande
Marcos 1,14-20 - Jesús escoge a sus primeros discípulos: Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres

Santo Evangelio según San Marcos 1,14-20

Jesús escoge a sus primeros discípulos: Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio". Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago. Jesús les dijo: "Venid conmigo y os haré pescadores de hombres." Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él. Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Jesús llama a Pedro, Andrés, Santiago y Juan: están pescando, pero dejan enseguida las redes y le siguen.
El Señor quiere preparar a sus discípulos para su nueva misión. Es precisamente de Dios, del amor de Dios, preparar los caminos... preparar nuestras vidas, para cada uno de nosotros.
Él Señor no nos hace cristianos por generación espontánea: ¡Él prepara! Prepara nuestro camino, prepara nuestra vida, desde hace tiempo:

Parece que Simón, Andrés, Santiago y Juan hayan sido elegidos definitivamente aquí, ¡sí han sido elegidos! ¡Pero ellos en este momento no han sido definitivamente fieles!
Después de esta elección se han equivocado, han hecho propuestas no cristianas al Señor: ¡han renegado al Señor! Pedro en grado superlativo, los otros por temor: tienen miedo y se van. Han abandonado al Señor. El Señor prepara.
Y luego, después de la Resurrección, el Señor ha tenido que continuar en este camino de preparación hasta el día de Pentecostés. Y después de Pentecostés también, alguno de estos, Pedro, por ejemplo, se ha equivocado y Pablo ha tenido que corregirlo. Pero el Señor prepara. (Homilía en Santa Marta, 13 de enero de 2014)

Oración de Sanación

Amado Señor, quiero darte gracias hoy porque puedo contar con la seguridad de tu amor, por todas las maravillas que has hecho en mi vida y por llenarme de fuerzas para seguir luchando.
Todo lo que soy te lo debo a Ti, al regalo de tu amor en mi vida. Quiero entregarte hoy mi corazón para que lo muevas según tu voluntad y le des esa pasión que invita a tomar acciones de luz para los demás
Que desde este momento mi espíritu se mueva por la fuerza transformadora de tu Palabra, y convertirme así en un canal de tus bendiciones para todas las personas que la vida pondrá en mi camino.
Ayúdame a actuar siempre con actitud humilde y entregado al servicio. Por eso, continúa manifestando tu amor y tu bondad en este servidor para que pueda construir vínculos sanos y duraderos para Ti.
Dame el privilegio de ser testigo de tus milagros, de tu palabra sanadora que es como un río de agua viva que hace brillar los corazones. Que pueda ser fiel a tu Palabra, proclamarla con mis labios, corazón y mis acciones,
Cómo no querer anunciar tu palabra a toda creatura si por ella me has dado vida nueva y todos mis sentidos han recobrado su poder de percibirte en toda la creación.
Quiero confiar en que cada día me capacitas para salir adelante y que a tu lado no perderé de vista la bandera del amor y el perdón
Ayúdame a ser compasivo, a ser testimonio vivo de tu amor y que viva para anunciarte y hacer sentir a otros la alegría de vivir en tu eterno gozo. Amén

Propósito para hoy

Tener algunos minutos en silencio y meditar sobre cómo he llevado la fe en mi vida. Pedir a Jesús que dirija todas y cada una de mis acciones

Frase de reflexión

"Jesús te llama a dejar tu huella en la vida, una huella que marque tu historia y la historia de muchos". Papa Francisco

Video reflexión para hoy


Comparte el Evangelio en las redes sociales

  Facebook         Twitter           Google    
 

Artículos de interés

No hay comentarios:

Publicar un comentario